La melena de los locos

HairInma4BW.jpg
 
 

El pelo como signo de identidad, como distinción de género, clase o estado mental. Peinado, repeinado, caótico, sucio, limpio, siempre refleja algo que no queremos mostrar. Un modo de inventarse una manera de estar en el mundo . Quedarse sín él es como perderlo todo o casi todo. La salud. La vida. Cortarlo no deja de ser un sacrificio , una castración simbólica ,. La melena de los locos rompe con las dicotomías rico-pobre, hombre- mujer, loco-cuerdo. Es una travesía a través del pelo de diferentes personas. Como si los recuerdos y las historias más recónditas se enquistasen en el cabello de uno.

 

 “La melena de los locos” es un viaje por los laberintos de la memoria, de las melenas, de las pelucas. Un testimonio , una confesión. Un espacio para que los objetos griten lo que sus dueños no se atrevieron a decir; secretos, frustraciones, violencias y triunfos.

 

Una instalación que se convierte en performance a medida que se encarna y habita ,de una manera casi imperceptible, lenta, sigilosa.

 

“La melena de los locos” visita los rincones más enigmáticos de la memoria. La de esos objetos que ya no tienen dueño. Las pelucas.  De sus vidas y muertes. Nos recuerda que los objetos son nuestras huellas en el mundo , nuestra identidad, nuestros rastro único en el mundo, nuestra memoria histórica. Evoca que los objetos nos trascienden, sobreviven más allá de nosotros.

 

¿Y qué sucede con los objetos que ya no utilizamos, que ya no tienen dueño?¿ Cúal es el sentido de su existencia?.¿ Qué memoria guardan en lo más profundo de su interior? ¿Nos siguen recordando a nosotros?¿Nos recordamos a través de ellos?.¿Qué se atreven a contarnos?.¿Representa lo que fuimos y hemos dejado de ser?.¿Lo que no nos atrevimos a ser?